CFDs

Fortissio le permite escoger diversos productos bursátiles entre los que se incluyen divisas, valores, productos básicos y acciones.

Operaciones bursátiles con CFD

¿Se plantea realizar operaciones bursátiles con CFD? Estos versátiles instrumentos derivados ofrecen un gran potencial de ganancias superiores, pero conllevan un mayor riesgo que puede atribuirse, por ejemplo, a los cambios en el precio del activo o al apalancamiento aplicado a la posición. Un mayor apalancamiento conlleva niveles de riesgo superiores. Estos son algunos de los aspectos fundamentales que debe tener en cuenta antes de operar con CFD.

¿Qué son los CFD?

Un CFD (siglas en inglés de «contrato por diferencia») es un acuerdo para intercambiar la diferencia del valor de un activo desde el momento en que se abre un contrato hasta su cierre.

Cuando operan con CFD, los agentes bursátiles nunca poseen el activo o instrumento concretos, sino que se benefician si el mercado se mueve en su favor. Esto se debe a que los CFD son productos derivados cuyo valor se basa en un activo subyacente.

Operar con CFD es muy arriesgado, por lo que se recomienda prepararse antes de proceder. Si carece de experiencia, es posible que las operaciones bursátiles con CFD no sean adecuadas para usted. Antes de realizar operaciones bursátiles con nosotros le recomendamos que complete el cuestionario de idoneidad.

¿Cómo funcionan?

En tanto productos derivados, los CFD permiten a los agentes bursátiles especular con respecto a cambios de precio sin poseer los activos subyacentes que corresponda. Con ellos es posible operar en diversos mercados financieros, como los de acciones, divisas, productos básicos, índices o bonos. Las operaciones con CFD se realizan mediante contratos, lo que significa que se suscribe un número determinado de contratos y que cada uno de ellos equivale al importe base del activo subyacente. Fortissio le permite realizar operaciones bursátiles con CFD en una amplia variedad de mercados, entre los que se incluyen los de acciones, índices, productos básicos, divisas y muchos más. Así, operar con acciones de CFD es, en muchos sentidos, similar a las operaciones con acciones tradicionales, pero con ventajas y riesgos añadidos característicos del mercado bursátil.

Asegúrese de leer las descripciones de todos los productos (divisas, índices, etc.), así como los ejemplos facilitados, para comprender mejor el riesgo que conlleva realizar operaciones bursátiles con CFD. Dicho riesgo puede atribuirse, por ejemplo, a cambios en el precio del activo o al apalancamiento aplicado a la posición.

Cinco consideraciones para operar con CFD

Estas son algunas de las normas más importantes que deben tenerse en cuenta a la hora de realizar operaciones bursátiles con CFD por lo que a la gestión del riesgo y a la planificación cuidadosa se refiere. Aunque existen diversos métodos de operaciones bursátiles que pueden ayudarle a decidir cómo y por qué realizar una operación, las siguientes consideraciones resultan básicas.

1) Realizar operaciones bursátiles con CFD puede resultar arriesgado: invierta únicamente aquellos fondos que pueda permitirse perder.
2) Asegúrese de gestionar sus operaciones existentes y no se limite a buscar nuevas operaciones.
3) Trate de obtener tanta información como sea posible antes de proceder. Puede resultar muy arriesgado operar con CFD si carece de información. Tenga en cuenta que el conocimiento no garantiza el éxito.
4) Sea consciente del riesgo al que se expone, tanto en las posiciones individuales como en la cartera al completo.
5) Comprender cómo utilizar la plataforma PROfit antes de realizar operaciones bursátiles con Fortissio reviste una gran importancia.

Cómo realizar operaciones bursátiles con CFD

Al realizar operaciones bursátiles con acciones, el inversor es titular en la empresa. Si aumenta el precio de las acciones, el beneficio del inversor es la diferencia entre el precio de compra y el de venta. En el supuesto de que el precio de la acción caiga, la pérdida se calcula como la diferencia entre el precio de compra y el de venta. Esto se aplica a todas las acciones propiedad del inversor.

Si el inversor realiza operaciones bursátiles con onzas de oro, sus posibles beneficios procederán de la diferencia entre el precio de compra y el de venta de todas las onzas que hubiera adquirido. En caso de que los precios bajen, las pérdidas del inversor serán también la diferencia entre el precio de compra y el de venta de todas las onzas adquiridas.

Resulta importante señalar que, a la hora de realizar operaciones bursátiles con CFD, el inversor no pose la acción u onza de oro reales, sino solo el contrato por el valor del instrumento financiero.
Para obtener más información acerca de las condiciones para operaciones bursátiles y de instrumentos financieros que ofrece Fortissio, visite el siguiente enlace: Costes y ficha de producto

Ejemplos de operaciones bursátiles con CFD

Supongamos que el inversor cree que el precio del oro va a subir, por lo que compra 10 onzas de oro al precio de compra actual de 1200 $ por onza. Debe abonar 1200 $ por cada una de las 10 onzas de oro: 10 oz x 1200 = 12 000 $. Digamos que el precio del oro asciende a 1250 $, momento en el que el inversor puede vender las onzas y percibir los beneficios: 10 oz x 1250 = 12 500 $, es decir, que el beneficio es 12 500 – 12 000 = 500 $. Supongamos ahora que el precio baja en 50 $ hasta situarse en 1150 $ por onza y que el inversor vende las 10 onzas. De ser así, incurriría en 500 $ de pérdidas: 10 oz x 1150 = 11 500 $, es decir, que la pérdida es 11 500 – 12 000 = 500 $

Los CFD tienen una fecha de vencimiento

Las operaciones bursátiles con CFD se realizan basándose en el precio de otros instrumentos financieros, los cuales tienen una fecha de vencimiento que se aplica a los CFD.
Consulte todos los CFD y sus fechas de vencimiento aquí.

Observe los siguientes ejemplos:

El crudo se cotiza como contrato de futuros en el NYMEX, con una fecha de vencimiento que implica que el contrato se cerrará en la fecha indicada. En este caso, el CFD tendrá la misma fecha de vencimiento y los inversores no podrán realizar operaciones bursátiles con él posteriormente. Todas las posiciones abiertas se cerrarán de forma automática, por lo que el inversor deberá suscribir un nuevo CFD posterior al nuevo contrato de futuros con otra fecha de vencimiento si desea mantener el CFD en crudo.

¿Qué es el margen?

Tal y como muestran los ejemplos anteriores, al realizar operaciones bursátiles con CFD el inversor es titular de un contrato que le «obliga» a pagar la diferencia de precio con una pérdida, mientras que la otra parte se compromete a abonar la ganancia, por lo que no es preciso que el inversor posea el oro. Así, no existe una compra real de oro sino únicamente un contrato, por lo que el inversor debe proporcionar un margen suficiente para garantizar las posibles pérdidas en que pudiera incurrir.

Ejemplo:
El inversor compra 5 onzas de oro a través de CFD a un precio de $1,200 por onza, dando un valor comercial/exposición total de $6,000 (= 5 onzas x $1,200). El margen mínimo para el comercio de oro con Fortissio es del 5%. Por lo tanto, el inversor debe tener un mínimo de $300 ($ 6,000 x 5% = $ 300) margen disponible en su cuenta de operaciones, para asegurar cualquier pérdida potencial para la operación específica. Usar una pequeña cantidad de fondos para tener una mayor exposición se conoce como "Apalancamiento". El inversor apalanca sus $300 para tener un comercio mayor por el valor de $ 6,000. El inversor es responsable de la cantidad apalancada en todos los aspectos, ya sea en ganancias, pérdidas, tasa durante la noche, etc.

¿Qué es el apalancamiento?

Un apalancamiento de 1:30 significa que el inversor puede tener un valor comercial/exposición máximo de 30 veces el capital de su cuenta, por ejemplo un inversor que financia su cuenta de operaciones con $1,000, tendrá la capacidad máxima de comerciar con $30,000. El inversor será totalmente responsable de cualquier resultado de la operación apalancada, ya sea ganancias, pérdidas, tasas, tamaño del spread, etc.

Por ejemplo:
Un inversor que realiza un depósito en su cuenta de operaciones y desea comprar 10 onzas de oro a través de CFDs al precio de mercado, puede operar con oro con un apalancamiento de 1:20. El inversor abre el cuadro de comercio disponible en la plataforma de negociación y establece los detalles del contrato solicitados de 10 onzas de oro. La plataforma de operaciones calcula el margen mínimo para abrir la posición, es decir, valor comercial = 10 onzas x precio de compra $ 1,200 = $ 12,000 (Exposición total).
El margen con 1:20 de apalancamiento (5%) = exposición total $ 12,000 / 20 = $ 600. Esto significa que el inversor tiene $ 1,000, por lo tanto, tiene más del mínimo requerido y puede abrir la posición.

¿Qué es la liquidación?

Un inversor compra 100 onzas de oro a través de CFD y el precio por onza es de $ 1,200, dando total exposición de $ 120,000. Si el precio del oro cae un 0,85% en 30 minutos, este cambio tan rápido pondrá en riesgo el capital del inversor e incurrirá en una pérdida de $ 1,020 ($ 120,000 x 0.85%). El inversor perderá todo su capital de una vez y sin poder reaccionar.
Cuando el cliente está en riesgo de liquidación, recibirá en la plataforma de operaciones un aviso que le informará de estar en riesgo. Sin embargo, cuando el inversor no está conectado a la plataforma, necesita ser consciente de que existe el riesgo de liquidación.

 

Los CFD y las divisas son productos con apalancamiento. Las operaciones con CFD conllevan un elevado nivel de riesgo, ya que el apalancamiento puede actuar tanto en su beneficio como en su contra. En consecuencia, es posible que los CFD no resulten aptos para todos los inversores, dado que se puede perder la totalidad del capital invertido. Consulte la Exención de responsabilidad de riesgos al completo.
El trading es arriesgado. Puede perder su capital.  Leer más

Los CFDs son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 74% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero al operar con CFDs utilizando este proveedor. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFDs y si puede permitirse correr el alto riesgo de perder su dinero.